Loading...

lunes, 13 de septiembre de 2010

Segunda entrega de Las Aventuras de Tutto y Retutto en Once

Subte de vuelta
Tutto y Retutto dejan pasar un tren que venía muy muy lleno, se suben al segundo que pasa, la gente que empuja para entrar al atestado transporte público divide a la dupla. Nuestros héroes, separados por el oceano humano, se comunican a la distancia mediante un complejo lenguaje de señas. En un momento, mientras Tutto está distraído admirando el paisaje que se vislumbra por la ventanilla, Retutto retoma el contacto visual, y hace una seña de: "Ojo vos! eh!". Tutto, acostumbrado a las muecas y gracias de Retutto, se ríe y le devuelve el gesto, "Ojo vos también!". Hay un tumulto en la puerta y Tutto y Retutto, en la reorganización espacial del vagón, logran reencontrarse. Ésta es la charla que tuvieron:
-Retutto: ¿tenés todo?
-Tutto (mientras se palmea con parsimonia): sisi creo que sí.
-Retutto: ... tenés idea por qué te pregunto?
-Tutto: porque ves mucho America?
-Retutto:jajajaa pero no entendiste la senia que te estaba haciendo?
-Tutto: eh jajaja ojiiiito?? jajaja
-Retutto: te decía "ojo!" porque esa pareja que estaba en la puerta estaba intentando robarle al señor que tenías cerca.
-Senior que tenía cerca Tutto: eshh una cosaa de loocos! hacían que empujaban para entrar y en la batahola me estaban sacando el celular de mi moderrrno estuche, lo agarre justo cuando se lo estaban llevando y se escaparon cuando se abrió la puerta.
-Tutto(pensamiento no dicho en voz alta): ¿Quedará muy mal si le pido una retutteada al anciano?

No hay comentarios: